Control de identidad: La piedra de tope en el debate de la agenda corta antidelincuencia

El gobierno ingresó una indicación que amplía los controles a cualquier persona que se encuentre en lugares que puedan ser peligrosos para la seguridad. Oposición pide especificar dichos lugares.

En dos sesiones y tras la presión de varios parlamentarios, la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados continuará hoy con la discusión en particular de la agenda corta antidelincuencia.

El proyecto que facilita la aplicación efectiva de las penas establecidas para los delitos de robo, hurto y receptación y mejora la persecución penal en dichos delitos, se encuentra con discusión inmediata en su primer trámite legislativo.

PRINCIPALES PUNTOS DEL PROYECTO 

La iniciativa introduce modificaciones al actual Código Penal. Así, por ejemplo, paralos robos con violencia y robos con fuerza en lugar habitado realizados por primera vez, se deberá cumplir al menos un año de cárcel. 

En esta línea, el proyecto limita el otorgamiento de la libertad condicional a los reincidentes y a los responsables de robos violentos y en lugar habitados, junto con los robos con fuerza de cajeros automáticos, hasta el cumplimiento de dos tercios de su condena. Asimismo, se les reducirán las posibilidades de acceder a los beneficios de la ley Nº 18.216.

Además, propone establecer un delito especial para abordar el problema de la criminalidad organizada en torno a la comisión de delitos cuantiosos contra la propiedad, asignando pena de crimen a los responsables de los delitos de robo y receptación por cuantías superiores a 400 UTM.

En tanto, para trancar la llamada “puerta giratoria” en esta clase de delitos, el gobierno limitará la concesión de salidas alternativas como el principio de oportunidad y la suspensión condicional del procedimiento, a una vez cada cinco años.

Junto a ello, el proyecto refuerza la dotación de policías y fiscales.

CONTROL DE IDENTIDAD

Sin embargo, hay un punto que ha demorado el debate en el Parlamento: el control preventivo de identidad.

Ayer el gobierno ingresó una indicación al proyecto que especifica que “los funcionarios policiales podrán controlar la identidad de cualquier persona que se encuentre en las inmediaciones o en lugares que, por su naturaleza o circunstancias específicas, se encuentren expuestos a un mayor peligro para la seguridad y el orden público, o en lugares donde existan grandes aglomeraciones de personas que puedan provocar riesgos para la vida, integridad física, propiedad u otras garantías constitucionales. En la práctica de la identificación se deberán respetar la igualdad de trato y no discriminación”.

Asimismo, la indicación añade que “las policías deberán elaborar un procedimiento estandarizado de reclamo para ser implementado en cada unidad policial, que permita a aquellas personas que estimaren haber sido objeto del ejercicio arbitrario del control de identidad formular su reclamo”.

“También deberán publicar semestralmente el número de controles de identidad practicados (…) y deberán dar cuenta, a lo menos semestralmente, al Ministerio del Interior y Seguridad Pública acerca de la frecuencia y lugares en que se concentra la mayor cantidad de controles de identidad”.

EL DEBATE

Dicha indicación es criticada por la Alianza por el hecho de no especificar los “lugares” en que las policías pueden utilizar el control de identidad.

Esta indicación “pone un elemento que hace imposible aplacar este norma, porque cuáles son estos lugares (…) al final la norma que el gobierno impulsa no va a cumplir el objetivo, que es lograr tener un legítimo control de identidad para que se pueda ubicar y detener a quienes están prófugos de la justicia. De esa forma estamos retrocediendo no avanzando”, señaló el senador de RN, Alberto Espina. 

“Lo que le pedimos al gobierno es que trabajemos juntos este tema, que reconsidere su posición y acepte que en un país democrático es perfectamente posible tener controles preventivos de identidad que se hagan con resguardo a los derechos de las personas pero que podamos atrapar a los delincuentes que son en una gran cantidad prófugos de la justicia”, añadió.

Para el diputado Gonzalo Fuenzalida “la Alianza presentó hace un tiempo atrás una indicación, estableciendo un Control de Identidad amplio, otorgando a  Carabineros una herramienta que le significará pedir la identificación de cualquier ciudadano chileno en cualquier lugar y en cualquier circunstancias”.

La diputada Marcela Sabat, en tanto, indicó que “el gobierno una vez más le está doblando la mano la extrema izquierda, al presentar indicaciones confusas, y con esto lo único que hace es desprotegernos aun más como ciudadanos, en circunstancias que lo que se pide a gritos es seguridad ciudadana”.

Por su parte, los diputados oficialistas miembros de la comisión de Constitución de la Cámara apoyaron la medida. “Esperamos que esto se incluya en el proyecto y que podamos votarlo hoy “, señaló el diputado DC, René Saffirio.

Saffirio ingresó, además, una indicación que busca que “el control preventivo de identidad se establezca sólo por un plazo de dos años ; ello para verificar su efectividad”. El parlamentario insistió, también, en la existencia de un “procedimiento estandarizado de reclamo”, el cual se deberá implementar en cada unidad policial y que permita a personas que “estimaren haber sido objeto del ejercicio arbitrario” del control de identidad puedan formular un reclamo.

Comentarios

comments

Noticias Relacionadas