Puertas bloqueadas

Puertas bloqueadas

¡Hola!

Les cuento que anoche venia de vuelta de una comida de curso (del colegio) en el auto de una amiga por Las Hualtatas. Al llegar a Tabancura frenamos para doblar hacia Kennedy. Por la vereda venían caminando como seis chiquillos, los miré  y uno con la cara pintada de verde se abalanzó a mucha velocidad y le pegó el tirón a mi puerta para abrirla. Gracias a Dios mi amiga le había puesto pestillo a todas las puertas. Pudimos arrancar!!!
Yo venía sentada en el asiento de atrás, de haberse abierto mi puerta no sé qué habría pasado!
Les cuento para que anden con las puertas bloqueadas.

María E. M.

Comentarios

comments

Noticias Relacionadas

Mi historia

Mi historia

Luego de 2 robos, seguidos a mi mujer Paula, uno en su casa hace unos 3 meses atrás, otro en el portal tienda Ripley 2 meses atrás. Ahora hace un...